Hacete cargo… o por que hago lo que hago

Los otros días me preguntaron… ¿Qué te motiva? ¿Porque haces lo que haces cada día? ¿Por qué le dedicas tanto tiempo a tu proyecto?

Me pareció interesante la pregunta…Aquí mi respuesta…

¿Por qué hago lo que hago?

Porque me considero una embajadora del nuevo paradigma.

Los nuevos tiempos nos hablan de empoderamiento, de hacernos cargo de nuestra vida, de conectar con autoridad interior, y de que nuestra sabiduría interna también vale.

Antes buscábamos la verdad y la autoridad afuera: médicos, párrocos, analistas, maestros, chamanes, abogados… TODOS sabían “más que nosotros” y recurríamos a ellos en búsqueda de respuestas absolutas. “El médico me dijo que tengo que tomar esta pastillita de por vida” “El psicólogo me dijo que me tengo que separar” y así andábamos…escuchando la voz externa, a veces incluso, en contra de la nuestra.

Y con esto no digo que los expertos no sepan, o que a veces no sean necesarios.

Digo que, en estos tiempos de cambios, estamos aprendiendo a escuchar nuestra propia voz, y a darle peso y autoridad.

Pero claro, escucharnos a nosotros vs hacerle caso al mundo implica que ahora el responsable de las decisiones y sus consecuencias…es uno mismo.

Y entonces… ¡tenemos que aprender a tomar decisiones! Es parte del cambio. Antes no hacía falta … total, decidían por nosotros.

Estamos avanzando a un mundo más adulto, más “accountable” como se dice en inglés… un mundo donde se nos pide “Hacete cargo”

En este mundo de nuevos paradigmas, “lo que es autentico quedará, el resto desaparecerá” La mentira, el esconder, el ocultar, el caretear… todo cae por su propio peso, ¡y cae rápido! Ahora todo se sube y todo se sabe gracias al Internet y a las redes sociales…la mentira tiene cada vez patas más cortas.

En este mundo de nuevos paradigmas, sabemos que somos energía, y que la energía rige a la materia, y sabemos que, desde lo energético, somos un todo: no podemos hacer algo con una parte… sin que afecte a nuestra totalidad.

Antes, alcanzaba con tomar la pastillita para el corazón… sin importar que pasaba con esa pastillita en el hígado, o en el riñón…mientras al corazón le sirva… ¡qué importa lo demás!

Ya no. Ahora lo cuestionamos… no sirve la situación donde un órgano gana a costa del resto del cuerpo…. ¡y así con todo! Estamos avanzando a una dinámica “ganar-ganar” … o funciona para el todo… ¡o no funciona para sus partes!

Esto mismo lo podemos pensar en función de las dinámicas familiares o maritales, y en esta nueva consciencia con la alimentación… en los 70 el movimiento vegetariano surge como un acto de compasión a los animales…. No importaba tanto lo que consumiéramos, mientras no implique matar a un animal… algunos eran vegetarianos, otros, ¡vegetharinos!

Ahora si importa, no solo le tiene que servir al animal, nos tiene que servir a nosotros también…no comer carne animal por compasión, y llenarnos de harina tampoco funciona. Tiene que ser ganar/ganar que le sirva al otro, y que me sirva a mi también, por eso el movimiento crudi-vegano está creciendo tan rápido. Porque nos habla no solo de la compasión al otro, sino de la compasión a uno mismo.

Con esto no predico que comer o no, cada uno sabrá. Si señalo el cambio de consciencia que ya está sucediendo… ¡en todos los frentes!

Por eso tanta crisis existencial…porque en este llamado a ser honestos con nosotros mismos…muchas estructuras internas/externas se nos caen a pedazos… “Lo auténtico quedará…el resto desparecerá”

Estamos aprendiendo a pensar globalmente…. Y se nos pide hacernos cargo del todo.

Tenemos que aprender y conquistar una nueva habilidad: la toma de decisiones de las que podamos hacernos cargo con la integridad de nuestro ser.

Y por eso hago lo que hago… por eso hoy me siento embajadora y agente de cambio hacia el nuevo paradigma.

Es un proceso de descubrimiento y crecimiento… al fin y al cabo, yo también soy parte de este mundo en transición… solo creo que me vengo preparado hace unos 15 años…y en mi camino fui descubriendo cosas….

Descubrí que…

TODOS tenemos el poder de sanarnos en nuestras manos…

  • Que nuestro cuerpo físico es la manifestación física de lo que está pasándonos a nivel energético…
  • Que lo que el cuerpo muestra es la consecuencia, no la causa…y que la causa es un desorden energético que podemos acomodar.
  • Que, si movemos nuestra energía estancada, podemos acomodar nuestros pensamientos, sentimientos y la salud de nuestro cuerpo.
  • Que mover la energía propia es fácil y que debería estar disponible para todos.
  • Que la energía estancada nos enferma, y que podemos aprender del sufrimiento…y liberarlo.
  • Que mucho de nuestro sufrimiento esta estancado en la niñez y en los mecanismos de defensa que aprendimos para sobrevivir.
  • Y que mientras sobrevivimos…no crecemos, porque crecer requiere otra química corporal.
  • Que podemos aprender a tomar decisiones libres y respetuosas de nuestra integridad.
  • Que podemos dejar de vivir desde el niño herido y comenzar a vivir desde el adulto pleno.

Y esto es lo que enseño… ¿Como?

En la Formación on line de EFT, para que aprendas vos también a mover tu energía y emoción.

En El Sanando el niño interior, para que puedas trabajar sobre tus patrones de supervivencia…y ponerlos en su lugar (es decir, activos cuando los necesites en vez de todo el tiempo).

En la Formación de Facilitador de EFT Integrado, que es un programa diseñado para aprender a ayudar a otros  a hacer el pasaje del niño herido al adulto pleno.

En los diferentes retiros que guío… todos y cada uno tienen por detrás el mismo mensaje y la misma enseñanza… aprender a hacernos cargo de nosotros mismos y tomar decisiones que fluyan en ganar / ganar…que le funcionen a nuestro entorno… ¡y a nosotros mismos también!

Podemos hacer juntos el pasaje a esta nueva humanidad….

Los nuevos tiempos ya están aquí.

Ah, y no sirve de nada decir…” ¡pero a mí me gustaba más cuando otro era el responsable de mi vida! ¡No quiero tomar decisiones, ni hacerme responsable!!”, es como decir “que linda era la vida antes de los celulares….” Bueno… los celulares ya están aquí, con todo lo que traen… nos guste o no.” Lo mismo con las decisiones…se nos pide “Hacete cargo”… ¡nos guste o no!.

El mundo está cambiando… y nos pide cambiar también.

Vos también podés ser un agente de cambio en estos tiempos de nuevos paradigmas… ¡hacete cargo!

Puede interesarte

Que te pareció?