Mover la angustia

 

Este sencillo ejercicio te ayudara a mover la angustia para que no se estanque en nuestro cuerpo ni en nuestro pecho.

Para ello:

  • Coloca los dedos índices y medios de cada mano a dos centímetros de cada lado del esternón, entre la primera y la segunda costilla.
  • Frota vigorosamente por unos 30 segundos en esta área buscando mover “congestión” o dolor
  • Si eres consciente de las causas de tu angustia, puedes también pensar en ello mientras frotas la zona.
  • Si al frotar esta zona hay dolor o tensión, frotar al menos una vez al día, hasta que suelte la congestión.

Puede interesarte

2 comentarios

  • Clara 25 septiembre, 2014   Responder →

    los temas tratados son interesantes estan transmitidos con sencillez, me gusta..

    • Cristina Hyland 25 septiembre, 2014   Responder →

      Que bueno Clara! esa es la idea, transmitir con sencillez para que llegue…un abrazo!

Que te pareció?