El estrés… algo de lo que todos hablan!

Que es el estres?

El estrés empieza cuando sentimos que los límites de la resistencia han llegado al nivel de una severa incomodidad, y ya no hay placer y alegría en lo que hacemos. El concepto de estrés viene del griego “stringere” que significa provocar tensión.

Sabias que hay estrés negativo y estrés positivo?

“El estrés es la respuesta no especifica del cuerpo hacia cualquier estimulo/demanda que percibe” Es decir que para nuestro cuerpo, TODO CAMBIO produce estrés. Ya que la vida es cambio constante…estar vivos y tener que adaptarnos constantemente a las condiciones cambiantes de nuestro entorno genera inevitablemente estrés! Los estímulos externos que nos motivan a adaptarnos se llaman estresores. Los estresores generan desequilibro, y exigen a nuestro cuerpo hacer cambios para encontrar un nuevo equilibrio. Nuestro sistema nervioso tiene un complejo y delicado sistema que nos ayuda a detectar los cambios de entorno (estímulos) y a determinar la respuesta de nuestro cuerpo a estos cambios.

Los estresores pueden ser factores externos, como el ruido ambiental, la polución, o los olores químicos o factores internos, como toxicidad por medicamentos o alcohol, creencias falsas, sentimientos tóxicos. La acumulación de estresores con los que el cuerpo tiene que “lidiar” llevara eventualmente a una sensación de “distrés”, el estrés negativo que surge cuando el individuo no puede lidiar solo con tanto estimulo y necesita ayuda. El distrés implica un estado de “supervivencia”.

Los eventos negativos, como la muerte de un conjugue, o quedarse sin trabajo generan estrés negativo. Pero también ganar la lotería puede ser altamente estresante, o prepararse para un viaje soñado, o un nuevo trabajo… este estrés positivo se llama “eustrés”. El Eutrés nos motiva a crecer. La respuesta fisiológica de nuestro cuerpo es la misma para el estrés negativo o positivo, ya que el estrés es la respuesta “inespecífica” ante los estímulos que nos llevan a reajustar nuestro sistema.

El estrés genera en nuestro cuerpo una química corporal de defensa y protección. Nuestros sistemas de alarma se activan, nuestro sistema inmune se moviliza. Nos preparamos para funcionar desde la respuesta hormonal de lucha/huida. Se activa la cascada hormonal del cortisol.

Para crecer y desarrollarnos debemos primero sentirnos seguros, confiados y tranquilos sabiendo que seremos aceptados tal cual somos. Así nos permitimos ser quien somos y expresar nuestra esencia en libertad. Vivir nuestra vida desde nuestra propia verdad nos ayuda sentirnos plenos, alegres y con propósito. Todo esto implica una química corporal diferente ( ya no la química corporal del estrés , que nos ayuda a sobrevivir) sino la química corporal de las hormonas del bienestar (testosterona, endorfinas).

“Es importante tomar conciencia que nuestro cerebro puede utilizar su energía defendiéndose, protegiéndose, sobreviviendo, o creciendo y desarrollándose. Son dos funciones que no existen simultáneamente porque implican una química corporal completamente diferente. Nos protegemos, o nos desarrollamos”.

Resiliencia, Robert Hooke, 1993.

Este texto está basado en el manual de TER, de Edith Chad Boyko.

El Taller de Técnicas de medicina energética para lidiar contra el estrés y la ansiedad te ayudará a mantenerte en tu centro y encontrar soluciones creativas a tus desafíos! Queres saber más sobre este taller? Hace clic aquí 

Para más información o para reservar tu lugar: info@cristinahyland.com.ar

Puede interesarte

Que te pareció?