7 señales para saber si eres una persona resiliente

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano de hacer frente a la adversidad y de poder adaptarse adecuadamente ante las tragedias, las amenazas, los traumas o el estrés crónico.

Ser resiliente no quiere decir que no vas a sentir malestar, bajones emocionales o dificultad ante las adversidades. Hay sucesos en la vida que tienen un gran impacto en las personas, como la muerte de un ser cercano, la noticia de una enfermedad, la pérdida del trabajo, etc., los cuales producen una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional.

La resiliencia implica una serie de conductas y formas de pensar, es algo que se debe aprender y desarrollar. No es algo que una persona tenga o carezca.

Características de las personas resilientes

Las personas resilientes tienen tres aspectos característicos principales: aceptan las cosas tal y como son; están conscientes del sentido de la vida; y siempre tienen ganas de crecer como persona.

Además, poseen las siguientes habilidades:

  1. Pueden identificar las causas de las dificultades, permitiéndoles evitarlas en un futuro.
  2. Pueden controlar sus emociones ante situaciones adversas y con capaces de mantener la cordura.
  3. Saben controlar sus impulsos y su conducta en situaciones de alta presión.
  4. Son optimistas, tienen una visión positiva del futuro y tienen la capacidad de controlar el curso de sus vidas, sin caer en irrealidades.
  5. Son personas competentes y conscientes de sus capacidades.
  6. Son empáticos. Es decir, son capaces de ponerse en los “zapatos” de los demás y saber lo que sienten e incluso saber por lo que pueden estar pensando.
  7. Tienen la capacidad de ir en busca de nuevos caminos, retos y relaciones para ser más exitosos y lograr la satisfacción en sus vidas.

El modo de pensar de las personas resilientes

Las personas resilientes tienen una forma de pensar realista, precisa y abierta. No se encierran en predisposiciones y no tienen pensamientos exagerados. Tienen la capacidad de interpretar la realidad de una forma más precisa que las personas menos resilientes.

Los beneficios de la resiliencia

  • Tienen un incremento de autoestima.
  • Aceptan sus errores y los mejoran.
  • Tienen mentalidad optimista.
  • Aceptan la realidad tal y como es.
  • Tienen mejor salud física.
  • Tienen más éxito en el trabajo o estudios.
  • Están más a gusto con sus relaciones personales.
  • Tienden a verse poco afectados por la depresión.

Qué contribuye a que una persona sea más resiliente

  • Uno de los factores más importantes es el apoyo emocional. Rodearte de personas que te quieren y en quienes confías contribuyen a aumentar tu resilencia.
  • Abrirte a nuevas emociones, y al mismo tiempo reconocer emociones que no te hagan bien y centrar tu mente en alguna distracción.
  • Afrontar los problemas en busca de soluciones, viéndolos como retos que necesitan ser superados.
  • Tomarte tiempo para descansar y recuperar fuerzas, sabiendo lo que puedes exigirte y cuándo debes parar.
  • Tener confianza propia.

 

Edith Gómez

Editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->