Consejos caseros para aliviar el moco y la congestión

 

El Meridiano del Pulmón libera toxinas y congestión a través del moco.

Es común soltar mucho moco cuando uno está resfriado, pero también como consecuencia de un proceso depurativo, donde uno “se engripa de repente”; como el meridiano del Pulmón es el que guarda las angustias, muchas veces “lloramos con moco”….

Comparto aquí 10 consejos caseros para aliviar el moco y la congestión

  • Evita alimentos que incrementan la producción de moco como lácteos, sales y azúcares.
  • Evita los alimentos fríos, porque cierran las  vías respiratorias.
  •  Te de jengibre. De gran  poder expectorante y descongestionante de las vías respiratorias. En procesos gripales y resfriados, además de aliviar la congestión por moco, resulta un eficaz desintoxicante por su acción sudorífica. El té de jengibre te ayudará a ablandar la mucosidad y facilitará su expulsión. La congestión nasal se eliminará o quedará mucho más mermada. Puedes añadirle un poco de limón para potenciar el efecto desinfectante.
  • Gárgaras. Las gárgaras no son lo más atractivo, pero ayudan a separar el moco de tus vías respiratorias. Mezcla media taza de agua tibia con dos cucharadas de sal y un poco de cúrcuma. Revuelve esta mezcla para disolver la sal un poco, y toma un trago. Haz gárgaras lo más adentro de tu garganta que puedas por aproximadamente 1-2 minutos, 3-4 veces al día.
  • Vapor. Similar a tomar líquidos calientes, el calor y la humedad del vapor ayudan a separar y disolver el moco en tus pulmones y garganta. Toma una ducha MUY caliente, o llena un plato hondo con agua hirviendo. Pon el rostro sobre el plato y una toalla sobre tu cabeza para atrapar el vapor. Mantén tu rostro en esa posición lo más que puedas y respira profundo. Puedes añadir unas gotas de menta o aceite de eucalipto, lo cual puede ayudar a separar y disolver el moco.
  • Aceites esenciales. Los aceites esenciales de árbol del Te, de eucalipto o de orégano pueden agregarse al agua del vapor, también se pueden agregar unas gotitas en un pañuelo y oler frecuentemente, o agregar unas gotitas en la almohada antes de acostarse.
  • Cebolla. poner media cebolla en la mesita de luz durante la noche funciona de maravillas para eliminar los gérmenes y acelerar el proceso descongestivo. (La cebolla tiene propiedades expectorantes, mucoliticas y bronco dilatadoras). Importante: tirar la cebolla a la mañana!
  • Hidratación. Tomar mucha agua cuando estás enfermo es esencialmente útil cuando necesitas descongestionar tu pecho. No mantenerte hidratado causará que el moco en tu pecho y garganta se coagule y se espese, haciéndolo más pegajoso y se te hará más difícil deshacerte de él. Toma agua tibia (preferible) durante el día para diluir el moco en tu cuerpo.
  • Eleva tu cabeza. Usa almohadas adicionales o eleva la cabecera de tu cama. Esto te ayudará a despejar tus vías respiratorias de moco y aumentará el suministro de aire, disminuyendo la flema.
  • Bolsa de agua caliente. La aplicación de una bolsa, compresa o paño caliente sobre tu garganta y pecho, te ayudará a aliviar la congestión de tus vías respiratorias y a calentarte.

Puede interesarte

Que te pareció?