Como tomar decisiones acertadas

Saltar al vacío y la red de contención

Te ha pasado alguna vez tener que tomar decisiones, que según los ojos de los demás (o aun de nosotros mismos!) parecen locas, audaces, descabelladas? Te ha pasado alguna vez tomar decisiones que parecen contra viento y marea, y sin embargo uno tiene esa certeza interior de que lo que está haciendo es lo correcto? A veces sin lógica o sin explicación, algo que en algún otro momento de la vida hubiese sido impensable, o solo un sueño, y de repente hay un “clic”, un momento bisagra, un antes y un después. Algo cambió , y nos sentimos “listos”, no desde la cabeza, sino con todo el cuerpo. Todo nuestro ser esta listo para el cambio, está listo para tomar esa decisión quizás incluso tan temida por mucho tiempo…

Ese momento, ni un segundo antes, entramos en congruencia interna. Estamos perfectamente alineados con nuestro Ser y “sabemos” (no con la cabeza sino con todo el cuerpo) que esa es la decisión correcta, aun cuando no la podamos explicar con la cabeza. No hay “peros”. Todo nuestro cuerpo tiene la certeza de lo que tenemos que hacer.

Quizás parezca que estamos “saltando al vacío”, y aun así, no importa.
Sabemos que tenemos que dar el salto, todo nuestro cuerpo quiere hacerlo, nos pide hacerlo. Y entonces saltamos…y sucede algo maravilloso!

Como si todo el Universo hubiera estado esperando esa señal, comienza una danza perfectamente orquestada…el Universo (en mi sistema de creencias, pero pueden ser tus ángeles, maestros, guías espirituales, la Virgen, o Dios mismo) genera lo que yo llamo “una red de contención”. Uno no salta para estrellarse contra el piso. SIEMPRE hay una red, la trampa es que uno no ve la red… hasta que no salta!

Entonces, parece que todo fluye, todo se vuelve fácil, aparecen las señales, las oportunidades, las propuestas…todo se acomoda, muchas veces mejor que lo que nos hubiéramos imaginado.

El secreto es saltar cuando no hay “peros”. Cuando todo nuestro Ser esta listo.
Y saltar con la absoluta certeza de que siempre, pero siempre, hay una red de contención.

Puede interesarte

2 comentarios

Que te pareció?