Tomar decisiones libres, flexibles y creativas!

La Madera es el elemento de la primavera, es el elemento asociado al cambio, a la transformación a los nuevos comienzos…
Comenzar significa dejar lo viejo atrás, lo que no sirve y transformar nuestra realidad.
Para transformar nuestra realidad debemos estar dispuestos a cambiar…”Si sigo por donde voy a terminar donde no quiero ir”… Entonces… “que estoy dispuesto a hacer diferente para modificar mi realidad?”
La Vesícula Biliar el meridiano que nos ayuda a tomar decisiones, el Hígado es el meridiano que nos ayuda a hacer cambios y transformar nuestra realidad.
Ambos meridianos se expresan plenamente cuando nos sentimos libres. Solo si uno se siente libre podrá tomar decisiones que lo ayuden a crecer y desarrollarse. Si decidimos desde miedo, o desde la culpa, o en función de los demás, o decidimos para no exponernos a ser criticados, entonces, probablemente no estamos decidiendo por nosotros mismos. Si tomamos decisiones comprometiendo nuestra salud, nuestro bienestar, lo que nos pide nuestra alma, entonces, eventualmente nos sentiremos frustrados, enojados, resentidos… que son las expresiones del Elemento Madera cuando se estanca.

Mantener una columna flexible

Para que la energía pueda fluir libremente en nuestra columna, llevando energía e información del coxis a la cabeza, de la cabeza al coxis.
Para que la energía pueda fluir libremente por nuestros en centros energéticos, del sacro a la coronilla y de la coronilla al sacro
Para generar espacio en nuestra columna.
Para integrar la información que circula en nuestra columna
Para sentirnos conectados con el mundo espiritual y el mundo terrenal
Para tomar decisiones integradamente

Puente en suspensión, 1 minuto

En este ejercicio nuestra columna es como un puente en suspensión, que sube, que baja y que se mueve hacia los costados, generando espacio para que la energía y la información fluyan libremente por nuestra columna.

  • Las piernas más abiertas que el ancho de las caderas y colocar las manos en las rodillas
  • Desde esta posición inhalar haciendo una “curvita” hacia arriba con la columna
  • Al exhalar, llevar un hombro hacia la rodilla contraria, el brazo como una palanca empuja suavemente y estira la columna
  • Al inhalar volver al medio, y armar otra vez la curvita hacia arriba con la columna
  • Al exhalar, llevar el otro hombro hacia la rodilla contraria
  • Inhalar y volver a armar la curvita con la columna
  • Repetir varias veces y al propio ritmo.
  • Es importante que al volver al centro se inhale elevando la columna, esto genera una sensación de espacio en todo nuestro Ser.

Puede interesarte

Que te pareció?